Pintura Velada

Actualmente se han popularizado múltiples términos para nombrar la pintura velada, tales como técnica aguada y veladura, ahora bien, todos estos apelativos se utilizan para designar una estupenda técnica de pintura que brinda un resultado no uniforme en las paredes, por lo que esta técnica posee gran relevancia en las decoraciones y estilos rústicos.

El secreto de la pintura velada se basa en la implementación de dos tonalidades sutilmente diferentes, una de ellas representará la base y el otro color constituirá el acabado. Esta mezcla de colores no debe ser homogénea, puesto que el propósito no es crear un color en específico sino el obtener un efecto velado.

El color que constituirá la base de la pintura velada posee un rol trascendental en el efecto que brindará esta técnica de pintura a las paredes del hogar, puesto que si se utiliza un tono más oscuro como base se obtendrá una elegante y agradable textura en las paredes; por el contrario, si se escoge un color más claro para la base el efecto obtenido es diferente, ya que en estas circunstancias la pintura velada poseerá un carácter brillante y llamativo.

Una de los apreciados atributos de la pintura velada es que permite al cliente utilizar cualquier tipo de color y tonos existentes, por lo que las personas pueden obtener una veladura personalizada y adaptada a sus gustos personales. Si bien es cierto que el uso de la pintura velada supone un mayor tiempo de aplicación y secado de la misma en comparación con la utilización de pinturas plásticas y convencionales, nuestros profesionales poseen la capacitación y experiencia necesaria para aplicar pintura velada en las paredes de su vivienda de manera rápida y el menor tiempo posible y aunado a ello, ofrecemos sin lugar a duda el precio más asequible del mercado por la realización de este servicio.